¿Cómo Afectan Las Agencias De Calificación Sus Inversiones?


Una calificación es una opinión sobre el riesgo y la capacidad de un emisor de un valor para cumplir su obligación de pagar el capital y los intereses en los términos y plazos acordados. Ya en 1919, la actividad de calificación abarcó desde los Estados Unidos hasta las deudas soberanas de países como Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y la República de China.

Las agencias de calificación crediticia han sido fundamentales en el desarrollo de los mercados de capitales, y en el fomento de la transparencia informativa y la cultura de la medición del riesgo.

En el caso de las empresas que se someten a un proceso de calificación, pueden aumentar la flexibilidad de sus fuentes de financiación, tener un mayor acceso a los mercados de capitales, reducir sus costos de endeudamiento, y mejorar su relación con los proveedores.

Las calificaciones a corto y largo plazo representan una evaluación de la probabilidad de impago tanto del capital como de los intereses. Una calificación a corto plazo se asigna a la deuda con un vencimiento original de un (1) año o menos. Una calificación a largo plazo se refiere a la deuda con vencimientos superiores a un (1) año.

Las escalas de calificación se dividen en grado de inversión o sin grado de inversión. Las calificaciones de grado de inversión reflejan la capacidad de reembolsar el principal y los intereses con prontitud, y las calificaciones de no grado de inversión sugieren la probabilidad de incumplimiento de las obligaciones.

¿Qué tipos de riesgo analizan las agencias de calificación?

El concepto de riesgo país se refiere a la probabilidad de que un país, emisor de deuda, sea incapaz de cumplir con sus compromisos de pago de deuda, en capital e intereses, en los términos acordados. En este sentido, existen tres fuentes de las que se puede derivar el riesgo de impago de una obligación:

  • Riesgo Soberano: El primer tipo de riesgo es el que tienen los acreedores de títulos públicos, indica la probabilidad de que una entidad soberana incumpla los pagos de su deuda por razones económicas y financieras.
  • Riesgo de Transferencia: El riesgo de transferencia implica la imposibilidad de pagar el capital, los intereses y los dividendos debido a la escasez de divisas que tiene un país en un momento dado, como consecuencia de la situación económica en la que se encuentra.
  • Riesgo general: Por último, el riesgo específico está relacionado con el éxito o el fracaso del sector empresarial debido a conflictos sociales, devaluaciones o recesiones en un país.

¿Qué es una perspectiva de riesgo?

La perspectiva de riesgo se asigna a la calificación de una emisión de deuda a largo plazo, excepto en el caso de las operaciones estructuradas, y evalúa un posible cambio. La perspectiva tiene un periodo largo e incorpora tendencias o riesgos con implicaciones menos seguras para la calidad del crédito.

Una «perspectiva» no es necesariamente el paso previo a un cambio de calificación. La «perspectiva» puede ser «positiva», lo que indica que la calificación puede subir o mantenerse; o «negativa», que indica que la calificación puede bajar o mantenerse.

Las tres principales agencias de calificación son Fitch Ratings, Moody’s y Standard and Poor’s.

¿Cómo se asigna una calificación en S&P?

Standard & Poor’s asigna calificaciones crediticias a los países basándose en el análisis cualitativo y cuantitativo de una serie de factores financieros, económicos, de gestión e institucionales.

El marco analítico existente se articula en torno a ocho componentes principales:

  • Marco institucional
  • Economía
  • Administración financiera
  • Flexibilidad presupuestaria
  • Rendimiento presupuestario
  • Liquidez
  • Nivel de endeudamiento y pasivos contingentes.

Standard & Poor’s analiza y evalúa cada uno de estos ocho factores en una escala numérica de cinco puntos que va de «1» (la calificación más fuerte) a «5» (la más débil).

¿Qué es el riesgo país y por qué es tan importante para los bonos?

Es el índice insignia del J.P. Morgan Chase. Este banco de inversión especializado fue el creador del índice y, a partir de ahí, se desarrollaron varios indicadores similares en todo el mundo.

Riesgo

Fuente: BBVA

El riesgo país es la diferencia del tipo (siempre más alto) que un país paga por sus bonos sobre el tipo que paga el Tesoro de Estados Unidos (considerado libre de riesgo). En otras palabras, es la diferencia entre el rendimiento de los títulos públicos emitidos por el gobierno de cualquier país y los títulos de características similares emitidos por el Tesoro de los Estados Unidos.

Este diferencial (también conocido como spread o swap) representa la probabilidad de que el gobierno emisor de la deuda no cumpla con sus obligaciones, ya sea por retraso en el pago o por negación.

Los bonos más riesgosos pagan un interés más alto, por lo que el diferencial de estos bonos respecto a los del Tesoro de Estados Unidos es mayor. Las agencias de calificación utilizan ciertos factores políticos, sociales y económicos para determinar la calificación crediticia de un país.

Impacto en el mercado

La crisis económica que se vive en algunos países tras la pandemia, ha puesto en duda el trabajo de las agencias de calificación y el rigor de sus notas.

En este sentido, uno de los casos más polémicos fue el de Bernard Madoff, considerado uno de los mayores estafadores de las últimas décadas gracias a su sistema piramidal, cuya empresa contaba con una calificación triple A de la agencia Standard & Poors.

Una situación similar se vivió con Lehman Brothers, cuyos activos también tenían la máxima calificación antes de la quiebra de la empresa. Aunque estas fallas de calificación han hecho que las agencias pierdan credibilidad, siguen teniendo una gran influencia en los mercados financieros.

China y Japón son desde hace tiempo los mayores acreedores de Estados Unidos. El primero de ellos tiene las mayores reservas de divisas del mundo y una parte importante de ellas está depositada en bonos del Tesoro estadounidense en la moneda norteamericana.

Puntos clave

Las agencias de calificación pueden cambiar las perspectivas de riesgo de cualquier activo, y eso puede crear volatilidad en nuestras inversiones. Por ejemplo, en el último informe de S&P, la empresa ha determinado los siguientes cambios:

  • Las economías de los mercados emergentes (ME) se están beneficiando de un primer semestre más fuerte de lo previsto, de la aceleración de los lanzamientos de vacunas, y de una menor tolerancia a nuevas limitaciones de la actividad económica.
  • En consecuencia, hemos elevado nuestra previsión de crecimiento del PIB real en 2021 para los mercados emergentes (excluyendo China e India) hasta el 4,8%, desde el 4,6% anterior.
  • Hemos recortado nuestras previsiones de crecimiento para 2021 para los mercados emergentes de Asia, pero hemos mejorado nuestras previsiones para los mercados emergentes de Europa y América Latina.
  • Los riesgos para nuestras perspectivas de crecimiento son a la baja, e incluyen un retraso en la salida de la pandemia y una transición accidentada de las políticas ultraacomodativas relacionadas con la recuperación a políticas expansivas más estrictas en general.

En este informe podemos ver, por ejemplo, que para el próximo trimestre las divisas de los países emergentes podrían tener un mejor comportamiento de los precios. Además, se espera que los activos de China e India tengan un valor más bajo.

En AtoZ Markets.com siempre estamos mejorando. Gracias por leer nuestros artículos.

 

Share Your Opinion, Write a Comment